Cuando llega el buen tiempo y aparece la primavera en nuestras vidas, muchas mujeres empiezan a pensar en esos molestos kilos que les sobran de aquí o de allá, y cuando quieren darse cuenta el verano está a la vuelta de la esquina, exactamente a menos de tres meses, por lo que finalmente siempre optan por seguir algún tipo de dieta ‘milagrosa’ de último momento, también llamadas dietas de la ‘Operación bikini’, con falsas promesas y riesgos innecesarios.

Lo primero que hay que saber, es que existen varias razones para no seguir este tipo de dietas, y que la ‘operación bikini’ no significa perder rápidamente algún kilo para permitirse todos los excesos durante el verano.

Te mostraremos las pautas para que este año y los siguientes no tengas que andar con las prisas de siempre para bajar de peso.

Márcate un objetivo y ve a por él

Piensa en una meta, que puede ser por ejemplo una cifra concreta de la báscula, o que por fin te abrochen esos vaqueros que te encantan. Si lo tienes claro, será mucho más fácil regresar a tu camino si en algún momento te ‘despistas’.

El ejercicio es fundamental

Normalmente todos ponemos la excusa de ‘no tener tiempo’ para ir al gimnasio o salir a correr, pero si lo piensas fríamente seguro que cada día pierdes el tiempo en otras actividades sin importancia que no te aportan nada. Comienza por sacar al menos 30 minutos al día, 3 días a la semana.

Busca ejemplos para motivarte

Si te aburre ir sola a correr, dile a algún amigo que te acompañe y ya no tendrás excusa para quedarte en casa, hazte una lista con tus canciones favoritas en Spotify, pega post-it por toda la casa con mensajes de ánimo, o lo que quieras, pero nunca pierdas la motivación.

Puedes permitirte algún capricho

Cuidado con esto, algún capricho quiere decir un capricho a la semana y controlando las cantidades, esto te ayudará a sobrellevar tu nuevo estilo de vida con más energía.

Ya sabes, ponte manos a la obra y no te obsesiones y acude a tu centro de estética para combinar todo con los tratamientos.

,